04 de Enero del 2017 Autor:Redaccion

TorreFuerte: Se buscan políticos con solvencia civil y moral

Se buscan políticos con solvencia civil y moral./

La diputada local y priista, Rocío Sáenz puso el dedo en la llaga, al presentar ayer en la Torre Legislativa en la capital, una iniciativa que con carácter de decreto, que busca poner tamaños candados a los políticos de carrera que impunemente han dejado abandonados y sin pensión alimenticia a sus hijos.   Se busca que quienes aspiren a puestos y cargos de elección popular cuenten con la suficiente solvencia civil y moral para participar en las elecciones del estado de Chihuahua.

Échele un ojo a los inhumanos padres metidos en la grilla, sin colores y sin distingos, donde aparecen, solo para aportar algunos nombres, el ex panista Cruz Pérez Cuellar; el abogado priista y magistrado Filiberto Terrazas Padilla, quienes se vieron envueltos en escándalos, y sujetos a demandas y juicios civiles y familiares, además de algunos otros que por allí siguen agazapados.

Según la diputada local, se busca garantizar y proteger el interés de los niños que tienen derecho a la alimentación y a la vivienda, por lo que si logra contar con el apoyo de la bancada azul, prácticamente estaría del otro lado, con una iniciativa que además, reformaría y adicionaría, algunas disposiciones, no sólo del Código Civil y el Código de Procedimientos Familiares, sino hasta la Ley Electoral del Estado en Chihuahua para impedir que los también llamados “deudores alimentarios” sigan haciendo de las suyas y continúen en la carrera política y del servicio público.

La ambiciosa iniciativa sin embargo puede generar reacciones y sacar chispas entre los grupos de diputados, a favor y en contra, entre quienes  consideren podrían ver afectados sus derechos de participación política en el futuro y entre quienes ya han sido víctimas, y ahí está el caso específico de la actual diputada federal, Cristina Jiménez, que incluso llevo a juicio el caso del también ex diputado federal y presidente del PAN, Cruz Pérez Cuellar.

El más reciente escándalo político involucró a Fili Terrazas,  protegido del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, quien todavía después de hacerlo magistrado, fue acusado de no aportar dinero para sus hijos y de golpear a su esposa, Claudia Guadalupe Delgado Gil, en un caso que tiene más que bien documentado el Instituto Chihuahuense de la Mujer (Ichimu) a cargo de Emma Saldaña.

 

Registro de “Deudores”./

Y vaya que la legisladora Rocío Sáenz se lució en la chamba, porque además de buscar poner candados a los políticos mentecatos e irresponsables, también presentó las bases para proponer la creación de un “Registro de Deudores Alimentarios” que facilitaría a las autoridades de gobierno hacer justicia a favor de muchas mujeres y madres desprotegidas.

Dicho registro, según se supo ayer en la capital, estaría a cargo del Registro Civil y permitiría la actualización de datos con la información que proporcionen y crucen las autoridades judiciales.

El gran ‘hoyo’ que se ha encontrado por parte del equipo de asesores de la diputada, es que actualmente es relativamente sencillo evadir la justicia para no cumplir con las obligaciones familiares en el pago de la pensión alimenticia a la que tienen derecho los hijos.

 

El escándalo de San Luis./ 

Aunque oficialmente no han trascendido los nombres de algunos afectados por el anuncio de la gigante automotriz Ford, que decidió ayer cancelar un plan de un mil 600 millones de dólares para construir una planta en el estado de San Luis Potosí, si se sabe que este formaba parte del paquete de inversiones de 2.5 millones de dólares, asociado a la inversión de la planta en Chihuahua y que promovía American Industries que preside el empresario chihuahuita, Luis Lara Armendáriz.

La decisión tomó por sorpresa incluso al Secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, al gobernador de San Luis, Juan Manuel Carreras y a prominentes hombres de negocio en México, que ya contaban sus ganancias en el megaproyecto de Inversión Extranjera para el país.

De acuerdo al anuncio hecho por la automotriz en Washington, Ford canceló la inversión en México, a cambio de impulsar la producción de vehículos eléctricos en los Estados Unidos, donde hoy Donald Trump establece las nuevas reglas del juego comercial, asestándole un severo golpe a la economía mexicana.

No era necesario que Mark Fields, director ejecutivo de FORD dijera que la automotriz no transó con Trump. Simplemente nadie le creyó su declaración de “que lo hicimos por nuestro negocio”.

En abril de 2015, Ford anunció una inversión de unos 2,500 millones de dólares para ampliar sus operaciones en México, y ya se incluía la ampliación  de su fábrica de motores Ford en Chihuahua.

Gobernaba César Duarte y el presidente de American Industries Group en la entidad, Luis Lara Armendáriz, el hombre del otro escándalo –el del FICOSEC-, operaba la llegada de la inversión a través de su grupo, por lo que se facilitaría el resto de la expansión de Ford en las entidades de Guanajuato y San Luis.

Ni hablar. Malos tiempos para Luis ‘Tito’ Lara, que no acaba aún con la bronca y los litigios que enfrenta precisamente en San Luis con los grupos de comuneros de “La Marquesa” y “La Noria”, donde ha sido denunciado por abuso y por ejercer la fuerza pública para despojar a cientos de familias, cuando llegan a México las malas nuevas de que Ford no invertirá en San Luis Potosí.

Otro ‘papelazo’ pues del prominente empresario chihuahuita, a quien al parecer se le acabo la ‘buena suerte’ y la fortuna que le sonrió en los tiempos del ex gobernador de Chihuahua. Tiempos de jauja y de muchos recursos. Solo había que aplaudirle al gobernador y aprobar su plan de seguridad en la entidad.

Coincidencia, pero San Luis se ha convertido en un estado “Waterloo” para los empresarios chihuahuenses. Fue el mismo sitio donde fueron llevados y confinados a los Juzgados del penal de ‘La Pila’, los empresarios, Rómulo Escobar Valdez y Mario Fuentes Varela, acusados por el delito de utilizar de manera ilegal la marca comercial del Grupo Empresarial Unión de Ganaderos Lecheros de Juárez. En fin que esa es otra historia…

 

El gas le corre por las venas./ 

A otra mujer de negocios, metida en la política, a quien también parece terminársele la suerte es a la ex diputada federal y actualmente diputada local, Adriana Fuentes Téllez.

Cada vez que se hable de crisis económica, de reformas estructurales y de aumentos a los energéticos en México, tendrá que asociarse el nombre de la hija de Valentín Fuentes.

Ayer se supo que el precio del Gas LP registró un incremento de hasta 21 por ciento con respecto a diciembre y del 25 con relación a enero de 2016, y se convirtió en otro jodazo para las clases pobres y miserables de México, Chihuahua y Ciudad Juárez, por lo que los bonos de la señora diputada van a la baja.

A la legisladora no le gusta mucho que en política la asocien con las empresas gaseras, la comisión reguladora de energía, ni con las reformas y energéticos, pero los ciudadanos no son tontos. Saben que la familia Fuentes se ha enriquecido a costa de los ciudadanos que pagan puntualmente sus recibos de gas natural.

Es entonces una especie de ‘contranatura’, el que la diputada Adriana Fuentes pretenda convertirse para mala suerte de los priistas, en líder estatal del PRI.

Cómo y quién la va a defender, cuando seguramente serían los mismos priistas quienes condenarían las posibilidades y aspiraciones de la legisladora local.

Ya la Comisión  Reguladora de Energía se ‘lavo las manos’ y dijo que no tiene facultades ¡pa’su mecha!, para regular este mercado en caso de que haya algún abuso de precios. Y conste que la información procede de la capital y beneficia a los empresarios gaseros, y entonces pues, la diputada Adriana Fuentes no se puede desligar…es más, tiene otros pecados.  El gas le corre por las venas…

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

NUEVA APP DE PRESIDENCIA MUNICIPAL

Share this:
Tags:

Comentarios

Recibe nuestras noticias

Registra tu email y recibe las noticias y especiales en tu email