17 de Octubre del 2016 Autor:Redaccion

Gobernador, entre el crimen y la frivolidad política

Gobernador, entre el crimen y la ‘frivolidad política’./ 

Por: Torre Fuerte

A dos semanas de haber tomado el poder político, y muy lejos todavía, de enderezar no sólo el maltrecho estado, sino incluso de llevar hasta la justicia al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, tal y como prometió en su campaña política, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, ha ‘sembrado’ serias dudas en torno al futuro inmediato de los chihuahuenses.

En medio de dos corrientes: el de la insurgente y creciente violencia, que amenaza llegar en breves días a la cifra de las primeras 100 ejecuciones en el nuevo gobierno, y el de la ‘frivolidad política’, al nuevo inquilino de Palacio le urge asestar un golpe de tal magnitud que le permita ganar confianza, tiempo y espacio.

En esas aguas, naufragan los chihuahuenses que no ven certidumbre a corto plazo en el nuevo gobierno, que se ve ahora inmerso en una crisis de seguridad por el regreso de las ejecuciones a las calles, la falta de recursos económicos, la inexperiencia en algunas áreas del ejercicio gubernamental y la manera tan frívola con que el gobernador trata los asuntos y sus relaciones políticas.

Y a eso, agréguele los problemas y diferencias con el alcalde independiente de Juárez, Armando Cabada Alvídrez, con quien ya trae ‘pleito casado’ por el nombramiento del Duartista, el ex fiscal Jorge Enrique González Nicolás, quien se parapetado en la nueva trinchera de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Ese punto de quiebre en la relación política con el presidente municipal de Juárez, ya le costó a los juarenses que en los primeros dieciséis días de los nuevos gobiernos, el mandatario estatal no haya, no sólo pisado tierras fronterizas, sino siquiera volteado a ver a Ciudad Juárez.

El panorama político local con Armando Cabada Alvídrez tampoco es nada halagüeño.

Un puñado de empresarios que comandan, Rodolfo Martínez de Grupo Roma, Arturo Muñoz de Smart y Sergio Cabada Alvídrez –hermano del alcalde-, concentran todas las decisiones y los ‘hilos’ que tienen que ver con la administración municipal.

Transcurridas las primeras dos semanas, se espera que finalmente los responsables de los gobiernos se pongan las pilas y empiecen a generar confianza y a responder a las más sentidas demandas de los ciudadanos.

 

Javier y Patricio./

Justo el pasado viernes 14 de octubre, una serie de fotografías en las redes sociales, donde aparecen juntos el ex gobernador priísta de Chihuahua, Patricio Martínez García y el nuevo mandatario, Javier Corral Jurado –ambos compañeros integrantes del Senado de la República- le generó negativos a la imagen del gobernador.

Los ciudadanos que son demasiado suspicaces reprobaron esa relación política con el ex gobernador priista, habida cuenta que consideran que todos los males que rodean a Chihuahua tienen su génesis en los gobiernos emanados del PRI.

En las redes sociales, los ciudadanos se volcaron en contra de la “frivolidad política” de Javier Corral, las reuniones en los restaurantes, los eventos sociales, las fotografías y todo aquello que sugiere solo mero protagonismo.

En la página de Facebook, la gente condenó la ‘ligereza’ política, los eventos frívolos y de glamour y hasta las selfies, de las que se han convertido presas los políticos de todos los partidos;

“Comí con Patricio, fue una reunión cordial donde me manifestó su disposición y absoluta colaboración para trabajar por Chihuahua y para que nuestro proyecto de gobierno sea exitoso“, escribió el gobernador Javier Corral, presumiendo de esa nueva relación política con el ex gobernador de Chihuahua.

 

 Un PRI en crisis./

En plena crisis política, con un PRI devastado y sin poder sincerarse, el líder nacional el priismo, Enrique Ochoa Reza llegó con las manos vacías para sólo darle una palmadita a la militancia política-duartista que se atrincheró ayer en la sede del auditorio ‘César Duarte’.

Enrique Ochoa Reza llegó a Chihuahua acompañado de Christopher Barousse y de la senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza, que se ha convertido en el auténtico ‘ajonjolí de todos los moles’, y que indiscutiblemente ya se siente soñada y en la silla de la dirigencia estatal del PRI.

Nos cuentan que tanto Lilia Merodio como Enrique Serrano, que ya está negociando y aspira a ser el candidato de su partido al Senado de la República en 2018, en la posición que le pelea con todo a José Reyes Baeza y a César Duarte, entre otros, se llevaron los aplausos de los grupos políticos asistentes, mayormente relacionados con el ex mandatario estatal.

Por allí anduvo también el ex gobernador Patricio Martínez García, quien si puede presumir que se la lleva a todo dar con el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, y también se vio a la senadora, Graciela Ortiz González, considerada la única con fuerza moral que podría pelearle al tú por tú, la dirigencia estatal del PRI en Chihuahua a la ‘Beba’ Merodio.

Enrique Ochoa Reza vino a tantear terreno, a conocer a la militancia chihuahuenses y a prometer que su partido se levantará para las elecciones de 2018 y 2021.

Curiosamente en público y ante la militancia partidista no habló del caso César Duarte, ni tampoco del juicio al interior del PRI que busca la expulsión del ex mandatario estatal.

En corto concedió una entrevista a los reporteros, y allí si dijo que sigue pendiente el caso del ex gobernador César Duarte ante la Comisión de Justicia de su partido;

“Como se hará en los casos que tiene la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, está en estudio (el caso de César Duarte), una vez que esté lista para sesionar, lo hará del conocimiento público a través de los medios de comunicación.

Comentó que su partido está atento de la denuncia penal interpuesta contra César Duarte ante la Procuraduría General de la República (PGR), así como de diversas instituciones para conocer la veracidad o no de las acusaciones…

Habló también de los cambios y la unidad que necesita el priísmo, por lo que se espera que en las próximas semanas haya nuevo delegado, y también nuevo presidente de ese partido en Chihuahua.

 

Fernando Álvarez, líder del PAN./

El Consejo Estatal del Partido Acción Nacional ratificó el pasado sábado a Fernando Álvarez Monge como nuevo dirigente en Chihuahua.

Los militantes del PAN ratificaron a Álvarez Monge y a Ana Lilia Gómez Licón, como integrantes de la planilla única, quienes tomarán protesta como dirigentes de ese partido el próximo 18 de octubre en la capital.

Atestiguaron el evento político, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, la alcaldesa de la capital, Maru Campos y el Síndico de Chihuahua,Miguel Riggs.

“El Consejo estatal del PAN en Chihuahua elige en forma unánime a Fernando Álvarez Monge como nuevo presidente del CDE. Felicidades y gracias a Mario Vázquez”, escribió Corral Jurado en su cuenta de Facebook.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

NUEVA APP DE PRESIDENCIA MUNICIPAL

Share this:
Tags:

Comentarios

Recibe nuestras noticias

Registra tu email y recibe las noticias y especiales en tu email