03 de Marzo del 2017 Autor:Redaccion

Torre Fuerte: Reaprehensión de "El Christian" sacude a Benavides

Juzgado 1ero de lo Civil: hostigamiento sexual y laboral./

El caso del Juez Primero de lo Civil en Ciudad Juárez, Eduardo Rodríguez Ramírez, sentará precedente en los anales de la historia de los jueces y los juzgados en el estado de Chihuahua, como un caso penoso, que entre el ‘horror’ y la ‘humillación’ por abuso y hostigamiento sexual y laboral, sufrieron a diario y fueron objeto un grupo de empleadas y trabajadoras burócratas del poder judicial en la frontera.

Y exactamente un mes y siete días después de que la vergonzosa historia del Juez, fue ventilada en Torre Fuerte el 13 de enero de este mismo año, hace apenas unos días, el pasado 22 de febrero el magistrado fue suspendido y removido por parte del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE) quien le abrió un proceso de responsabilidad administrativa.

El Juez Eduardo Rodríguez Ramírez que ahora se sabe que en la total incompetencia profesional, llegó apadrinado a ese encargo de la mano de los abogados José Alfredo Fierro Beltrán, ex presidente del Colegio de Abogados de Chihuahua  y su hermana Julieta Fierro Beltrán –sobre quien pesan antecedentes de abuso y nepotismo en el Poder Judicial de Chihuahua-, es el mismo hombre que fue beneficiado en el grupo de los 29 jueces que en materia civil y familiar fueron impuestos durante la pasada administración del gobierno de Chihuahua con César Duarte.

También es el mismo sujeto que con severos trastornos psicológicos y problemas severos de salud, impartía la ‘justicia’ civil en el Juzgado Primero, donde se convirtió en el hostigador sexual y laboral de cerca de 8 empleadas.

La historia de ‘horror’ y ‘terror’ anda de boca en boca entre los propios litigantes y actuarios que se han convertido en los jilguerillos de lo que han escuchado ya en más de una ocasión en la Central de Actuarios que se localiza en los llamados juzgados tradicionales a un lado del edificio de la Fiscalía General del Estado.

Y es que nadie daría crédito a lo que ahí se ha escuchado del magistrado, a quien en testimoniales y actas levantadas, se sabe que incluso se masturbaba en las oficinas y ‘tocaba’ con aviesas y sucia intención a las empleadas y las sometía a revisiones excesivas, robo de objetos personales y hasta les borraba los archivos de las computadoras  para imponerles mayores cargas de trabajo.

Es más, al magistrado Eduardo Rodríguez Ramírez le apodaban ‘El tallarín’, porque al decir de algunos abogados y litigantes de los Juzgados Civiles, era muy dado a mantener abrazadas a las trabajadoras en contra de su voluntad, a quienes  hacía ‘tocamientos’ y les restregaba su cuerpo físico.

Eso era, según los testimonios y lo que se cuenta en los pasillos de los tribunales civiles, cosa de todos los días;

Mandaba llamar a las secretarias, las sentaba, les dictaba y detrás o enfrente de ellas, se masturbaba y hasta hacía llorar a las trabajadoras que denunciaron el caso, pero que temían a las represalias del Juez que fue empoderado en septiembre de 2015, cuando entonces el ex gobernador anunció la integración de los 29 jueces que a partir de entonces formarían parte del cuerpo colegiado en el Supremo y en los tribunales de Chihuahua.

En medio de esa incompetencia profesional para ejercer el cargo de magistrado, Rodríguez Ramírez incluso se atrevió, no más porque le vino en gana, y violentando los derechos de las propias trabajadoras, a buscar sustitutas, “porque las empleadas ya no las quería”, dijo uno de los abogados litigantes que conoció del caso.

Incluso, con el apoyo de la Juez Civil Cuarto, Hilda Campos, y con otras dos juezas hicieron escarnio y  recabó firmas para buscar la remoción brincándose y pasando por alto todos los procedimientos de carácter administrativo.

Una vergonzosa historia de lo que nunca debió suceder en el Juzgado Primero de lo Civil, que obliga a una investigación de fondo de otros protagonistas como la abogada y ex subprocuradora de Justicia del Estado, María Teresa González, ‘La rancherita’ que fue llevada al poder por la ex procuradora Patricia González Rodríguez, y de quien se dice, también fue comparsa y partícipe de un Juez que desde su llegada, definitivamente estaba enfermo.

El Juez Eduardo González Rodríguez fue suspendido oficialmente desde el 22 de febrero pasado, fecha de la notificación por parte del Supremo y quedo a cargo como Jueza provisional la abogada Patricia Royval.

Hoy ha trascendido en la capital que Rodríguez Ramírez busca un amparo y quiere regresar al Tribunal.  Y uno de sus ‘brazos’ es la abogada capitalina Julieta Fierro, la hermana de José Alfredo Fierro, alfil del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

 

Clara Torres, ‘la mano que mece la cuna’./

La ex diputada del PAN, Clara Torres Armendáriz, se convirtió en el brazo ejecutor de la grilla que maneja la secretaría de Desarrollo Social del gobierno independiente de Armando Cabada y ayer su grupo de la Red de Centros de  Bienestar Infantil denunció la existencia de prácticas de corrupción y de beneficio a los allegados al subsecretario estatal Hugo Almada y al activista social, José Luis Flores.

Los integrantes de esa red de centros denunciaron el manejo discrecional de los recursos económicos  y acusaron la existencia de ‘conflicto de interés’ en el manejo que se le da a la política y a los recursos que el gobierno debe canalizar a grupos civiles en apoyo a sus demandas.

Incluso se aventaron en contra de la intención de crear y abrir nuevos centros de atención infantil como lo anuncio el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, señalando que se pretende beneficiar a otros grupos civiles que están plenamente identificados con el académico e investigador de la UACJ, Hugo Almada y el activista social, José Luis Flores en la subsecretaria de Desarrollo Social.

Los enviados de Clara Torres, que ahora se sabe se la pasa grillando en Desarrollo Social Municipal, al lado de María Antonieta Pérez Reyes, para ayudar al independiente Armando Cabada, ambas ligadas al PAN, aseguran que el programa anunciado por el gobernador, es un plan “al vapor” que pretende solo reorientar los recursos a personas afines al gobierno estatal en Chihuahua.

Hace unos días el gobernador Corral anunció un programa para abrir 200 estancias infantiles nuevas con una partida presupuestal de 45 millones de pesos. Y el anunció le pegó a la gente de Clarita, que no quiere competencia en el negocio de los centros de bienestar infantil que auspicia por cierto, entre otros, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno federal.

Son 61 centros de bienestar infantil que atienden a 3 mil niños con poco o nulo apoyo del gobierno del estado y 82 casas de cuidado diario que también tienen el apoyo de Sedesol. Y los chicos de Clara Torres, está visto, no quieren competencia.

 

Periodicazo, ‘sacude’ a Elizondo y a Benavides./

La recaptura de David Sánchez Hernández, alias ‘El Christian’, supuesto integrante del Cártel del Pacífico en Chihuahua, detenido en 2009 por el Ejército por portación de armas de fuego y posteriormente liberado, le pegó fuertemente a dos personajes que han regresado en la política del ‘Nuevo Amanecer’ del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

‘El Christian’ fue policía municipal y uno de los muchos elementos que fueron protegidos –de los denunciados públicamente por el jefe de comunicación social, Antonio Pinedo Cornejo, en su revista Semanario-, por parte del ex policía Javier Benavides, hoy nuevamente en cargo y funciones policiales con Javier Corral.

Benavides fue el jefe de policía municipal del ex alcalde panista Gustavo Elizondo Aguilar, a quien ahora han hecho responsable y administrador del Fideicomiso de los Recursos proveniente de los puentes internacionales entre El Paso y Juárez.

‘El Christian’, ex agente de la policía municipal, de los ayudados por Benavides, cuenta con una orden de detención provisional con fines de extradición en la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, Estados Unidos, de acuerdo a un comunicado de prensa de la Procuraduría General de la República (PGR).

Los cargos que se le imputan, son: asociación delictuosa, lavado de dinero, contra la salud y posesión de armas de fuego.

De acuerdo a un comunicado que fue enviado a las redacciones de los medios, la recaptura fue resultado de las labores de investigación de gabinete y campo, elementos de la AIC, adscritos a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol, y de la División Antidrogas de la Policía Federal.

Según las policías,  ‘El Christian’ es considerado como “probable encargado de coordinar una célula delictiva en Ciudad Juárez”, además de dirigir el trasiego de importantes cantidades de estupefacientes hacia los Estados Unidos de América, principalmente al estado de Texas”, informó la PGR.

Allí están los datos de tan insigne personaje que en su juventud y con la experiencia de ser policía municipal, tuvo el apoyo del director de la policía en Juárez, Javier Benavides, a quien se ha acusado públicamente de haber protegido como jefe de los municipales, la transportación de drogas.

Apenas arribita, el ex alcalde Gustavo Elizondo, era el responsable de la seguridad pública en la ciudad y de haber nombrado a Benavides y a otros policías como los encargados de ‘proteger’ los intereses y la seguridad de Ciudad Juárez.

La reaparición del ‘Christian’ y su reaprehensión le dan por fin la razón a las historias periodísticas ventiladas por Antonio Pinedo en Semanario.

Quien sabe que pase por la cabeza del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, pero el Ejecutivo debería recular y hacer movimientos en su gabinete en materia de seguridad, y porque no hasta en el Fideicomiso y Administración de los Puentes Internacionales. No sea que el gobernador esté durmiendo con el enemigo.

Es el tiempo y el tiempo le ha dado toda la razón a Toño Pinedo. De eso, ya no hay ninguna duda.

En fin, habrá que esperar, en tanto que el gobierno de los Estados Unidos espera al proceso de extradición de David Sánchez Hernández, ‘El Christian’ que se tendrá que chutar unos días y posiblemente meses en el Cefereso número 9, a la espera de ser trasladado a los Estados Unidos, donde es requerido.

De acuerdo con la acusación presentada ante la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, en la organización participaban los ex agentes municipales, Mario Núñez Meza, alias “El Mayito”; David Sánchez Hernández, alias “Christian”; Iván Sánchez HernándezArturo Lozano Méndez y uno más identificado sólo como José Luis, “El Tocayo”.

El registro señala que David Sánchez Hernández y su hermano Iván Sánchez Hernández, ex agentes de la Policía Municipal y eran entonces colaboradores del cártel de Sinaloa.

 

Aviadores’ en ASE./ 

Un total de 15 personas cobraron más de 17 millones de pesos en la Auditoría Superior del Estado (ASE) entre el 2012 y 2016, personas que físicamente no aparecían siquiera como empleados y que no registraron absolutamente nada, ni siquiera la entrada, mucho menos la salida.

El auditor superior del Estado, Armando Valenzuela, dijo que tan sólo en el 2016 estas personas cobraron un total de 4 millones 732 mil pesos, por lo cual llevó a cabo la búsqueda y encontró que desde el 2012 se hacían estos cobros, como honorarios y no tienen tarjeta de empleados.

De las 15 personas señaladas, 5 comenzaron a cobrar desde el 2012; 2 en 2013; tres en 2014; dos en 2015 y tres en 2016.

Y todo lo anterior surge a raíz de que se llevó a cabo la entrega-recepción de la oficina de la Auditoría Superior del Estado, ante la reciente renuncia del ex titular Jesús Manuel Esparza Flores.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

NUEVA APP DE PRESIDENCIA MUNICIPAL

Share this:
Tags:

Comentarios

Recibe nuestras noticias

Registra tu email y recibe las noticias y especiales en tu email