06 de Marzo del 2017 Autor:Redaccion

EL PRI a sus 88 Años

Por León Reyes

Longo tiempo de vida para una organización política. 
La sola sobrevivencia del partido por casi un siglo y el ser una de las fuerzas políticas implantadas en todo el país y ocupar la Presidencia de la republica, la mayoría de las gubernaturas de los estados y un número considerable de los cargos elección popular, es muestra de que como partido, es una de las formaciones políticos más exitosos del mundo.

Ante la crisis por la muerte del caudillo, invicto militar y políticamente, Álvaro Obregón, las facciones militares que integraban el grupo gobernante, dan un salto cualitativo, para institucionalizar el reparto del poder nacional y regional.
Sucesiones pactadas, negociadas, reconocimiento de la fuerza real de los triunfantes en la revolución, en las regiones y alianzas para ocupar la Presidencia de la Republica.

Un aparato de reparto del poder, los electores y ciudadanos, representaban poca cosa. Las cúpulas decidían, los electores validaban, todo dentro del partido, nada fuera de él.

Funcionó bien, tanto que transitaron 3 presidentes, sin sobresalto, eso sí, sometidos a la figura del fundador del partido el Jefe Máximo, Plutarco Elías Calles.
El cenit de la Revolución, del partido y su punto de inflexión.
Lazaro Cardenas y su periodo 1934..1940.

Representan la concreción de buena parte de las demandas planteadas por las fuerzas sociales que desataron la revolución, el partido actua corporativamente, como correa de transmisión entre Gobierno y masas para desmantelar los restos del Porfiriato en sus estructuras productivas, las militares y políticas hacia tiempo habían sido derrotadas.

Fundamentalmente las organizaciones campesinas y obreras dan corpus a esas clases sociales y en muchos casos con las armas defienden sus reivindicaciones 

Las ligas campesinas, la CNC , CTM, los sindicatos obreros, reparto de tierras , huelgas obreras, movimientos culturales, la expropiación petrolera.
Poco duró el impulso revolucionario

La segunda guerra mundial y el ascenso
de Ávila Camacho detienen todo, la unidad nacional y la hegemonia de USA, cierran la coyuntura revolucionaria.

La Revolución institucionalizada necesita un nuevo partido, surge el PRI, el tapadismo , el charrismo sindical, el Presidente de la Republica como Primer Priista , los Gobernadores en su espacio , como dueños del partido, así hasta los municipios, el reparto de.

Cargos de elección popular, por nivel jerárquico, Gobernadores y Senadores, para el Presidente, diputados federales, los importantes para el presidente, los de relleno , diputados locales y presidentes municipales, para el Gobernador, las cuotas para los sectores.

El PRI camaleónico no, flexible en su declaración de principios y en su programa de acción, según lo necesite el momento o la coyuntura.

Durante muchos años hasta el 1988, monolítico, eficaz, legitimado, por etapas de un buen crecimiento económico, estabilidad cambiaria, control de obreros y campesinos, no dejan de existir movimientos sociales contra el sistema, pero son cooptados o reprimidos.

Pero el mundo cambia y las sociedades también.

La globalización, el ocaso del estado protector, la quiebra de un gobierno productor de bienes y servicios.

El desmantelamiento de un estado obeso, el liberalismo económico pues.
Las recurrentes crisis económicas y financiera, todo esto y muchas cosas más llevan a la primera gran escisión del PRI en 1988.

NUEVA APP DE PRESIDENCIA MUNICIPAL

Share this:
Tags:

Comentarios

Recibe nuestras noticias

Registra tu email y recibe las noticias y especiales en tu email